El Calentamiento Global cobra factura en este verano

Este verano ha sido especialmente caliente, presentándose récords históricos en la elevación de la temperatura en distintos países de Europa.


En algunos estados de nuestro país también estamos viendo sequías e incendios por las elevadas temperaturas.


Ante esto, hay que estar preparados y saber cómo nos puede llegar a afectar tanto calor y qué hacer.


Normalmente, nuestro cuerpo regula la temperatura para que siempre esté en niveles deseables, aunque en el ambiente haga mucho frío o mucho calor, pero cuando en el ambiente hay mucho calor y mucha humedad, sudamos y el sudor no se evapora y nuestro cuerpo no puede bajar su temperatura. Entonces, empezamos a experimentar sed, debilidad, mareos, taquicardia, y dolor de cabeza. La piel se pone roja y caliente, aparecen calambres, náuseas y vómito. En casos extremos, se llega a dificultad para respirar e inconciencia. Esto se conoce como golpe de calor.





¿Qué podemos hacer?


Buscar sombra, quitar ropa de más, poner compresas de agua al tiempo e hidratar con electrolitos.


A los que más tenemos que cuidar de un golpe de calor son a las personas mayores, niños, discapacitados intelectuales y deportistas.


Los signos de alarma son: piel roja, seca y caliente y desorientación.


Hay que cuidarnos y prevenir, usando ropa ligera y preferentemente de algodón o lino, sombreros o sombrillas, protector solar con factor de protección de 50 y mantenernos bien hidratados.

0 visualizaciones

Entradas relacionadas

Ver todo